Autoridades localizan los cuerpos de jesuitas asesinados

También fue recuperado el cuerpo del guía de turistas; los tres fueron asesinados dentro de la iglesia de Cerocahui, Chihuahua

Los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora, sus imágenes fueron colocadas en una Misa presidida por la Compañía de Jesús en México.

Los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora, sus imágenes fueron colocadas en una Misa presidida por la Compañía de Jesús en México.

Autoridades localizaron los cuerpos de los sacerdotes jesuitas asesinados el pasado 20 de junio en la parroquia de Cerocahui, un poblado inmerso en la Sierra Tarahumara, así lo dio a conocer la Gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, a través de un vídeo publicado en su cuenta de Twitter.

La gobernadora señaló que los restos de sacerdotes Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, así como el del guía de turistas Pedro Palma Gutiérrez, asesinados dentro de la iglesia de San Francisco Javier fueron recuperados gracias a al esfuerzo de la Fiscalía General del Estado y que han sido identificados con medicina forense. Señaló que más adelante darán mayor información.


Los asesinos se habían llevado los cuerpos
De acuerdo a testimonios de padres jesuitas, tras matar a los dos sacerdotes, el delincuente llamó a otras personas que llegaron para llevarse los restos. El padre Jesús Reyes, quien sobrevivió a la agresión, pidió al delincuente dejarlos en la parroquia, sin embargo, no hicieron caso.

Este martes, la Compañía de Jesús en México condenó los hechos y en un comunicado exigió justicia y “la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos”.

En el documento, la Compañía de Jesús aseguró que la Sierra Tarahumara y otras regiones del país enfrentan condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas. “Todos los días, hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló la mañana de este miércoles que había sido identificado el agresor de los sacerdotes y que la prioridad era encontrar los cuerpos de los padres, así como un guía de turistas que también murió en la parroquia de Ceracahui.

A %d blogueros les gusta esto: