Exigen justicia para Paulino Rodríguez servidor de la nación asesinado en buenaventura

Todo un pueblo se unió para despedir a Paulino Rodríguez Palacios como el héroe que fue en esta revolución pacífica.

Así, como un héroe de paz, despidieron los sanbuenventurenses a Paulino Rodríguez Palacios, quien siempre estuvo dispuesto a ayudar a los más desprotegidos y luchar por las causas justas, como un verdadero servidor de la nación.

Lágrimas de dolor e impotencia rodaban por las mejillas de quienes lo recibieron en la explanada del cementerio municipal poco después de mediodía, mientras los acordes del mariachi se confundían con los aplausos de todos los presentes.

El Sol calaba fuerte, pero no tanto como el dolor de una madre, doña Rosa Palacios, que se aferraba al féretro que contenía el cuerpo de su hijo sin poder creer que ya no lo vería más.

Blanco fue el color predominante en la vestimenta de los amigos y familiares de Paulino, porque así era él, una persona transparente, diáfana, con un espíritu ajeno a la oscuridad, al mal que finalmente le arrancó la vida.

“Para mi esto ha sido muy atroz, muy doloroso porque todo el mundo aquí en Buenaventura sabía que el era un ser humano grandioso, era muy buena persona”, expresó Blanca Estela Peña Lozano, amiga de Paulino desde hace más de 30 años.

Mientras que Miguel Ángel García expresó que “Paulino fue una persona ejemplar, como pocas personas hay, servicial, siempre preocupado por el prójimo, queriendo ayudar a los demás, a él no le importaba su persona, el buscaba ayudar siempre a ese amigo que lo necesitaba en ese momento”.

Mario Saldaña, subdelegado para los programas de Desarrollo en la región con cabecera en Nuevo Casas Grandes, dirigió un mensaje a nombre las autoridades de la Secretaría de Bienestar a los deudos de Paulino: “es por eso que les envían las más sinceras condolencias y lamentan profundamente el daño irreparable que le causaron a su familia y sobre todo a nuestro querido amigo, y que además se ponen a la disposición, que sepan que no están solos”.

Antes de que se soltaran globos blancos que acompañarían a Paulino en su viaje al cielo, el diputado federal Juan Carlos Loera De la Rosa manifestó que “tienen que investigarse todos estos hechos, tienen que investigarse las amenazas que Paulino Sufrió cuando quiso ser candidato a presidente municipal”.

Finalmente, como un símbolo de paz, pero al mismo tiempo una exigencia para que se haga justicia, se colocaron veladoras al frente de la Presidencia Municipal.

“Esperemos que podamos seguir unidos y de manera pacífica pedir que haya justicia, que haya investigaciones y que no haya repetición de estos hechos. Nunca más una persona inocente debe morir. Hasta siempre mi querido Paulino”, manifestó Loera de la Rosa.

A %d blogueros les gusta esto: