Concursante de Miss Universo da positivo a COVID-19

La mexicana Andrea Meza, actual Miss Universo, durante una entrevista antes de una visita
La mexicana Andrea Meza, actual Miss Universo, durante una entrevista antes de una visita a la ciudad antigua de Jerusalén, el 17 de noviembre de 2021. La 70a edición de Miss Universo se realizará el 12 de diciembre en la ciudad sureña de Eilat. Una concursante dio positivo a COVID-19 a su llegada al país y el certamen enfrenta llamados a boicot por grupos propalestinos.

Los organizadores de Miss Universo dijeron que una de las participantes dio positivo a COVID-19 tras llegar a Israel y no se sabe si es la variante ómicron

Los organizadores de Miss Universo dijeron el lunes que una de las participantes dio positivo a COVID-19 tras llegar a Israel. El país no ha frenado sus planes para realizar el concurso de belleza a pesar de cerrar las fronteras ante la nueva variante del coronavirus.
La concursante no fue identificada y no estaba claro si tenía la variante ómicron, que ha generado alarma a nivel mundial y fue detectada en un viajero que regresaba a Israel la semana pasada.

La Organización Miss Universo dijo que la mayoría de las 80 concursantes han llegado a Israel y el evento se realizará como lo planeado el 12 de diciembre en la ciudad sureña de Eilat con estrictos protocolos para el coronavirus. Las concursantes competirán en sus trajes nacionales, de gala y de baño, además de responder varias preguntas.

Israel cerró sus fronteras a todos los viajeros extranjeros durante el fin de semana, entre otras medidas implementadas, para prevenir la propagación de la nueva variante después de que un nuevo caso fuera detectado en un viajante vacunado que regresaba de Malaui. La variante fue identificada primero en Sudáfrica pero se han detectado casos desde entonces en varios países europeos así como Hong Kong y Australia.

Los organizadores dijeron que la concursante dio positivo al llegar a Israel y fue llevada a un hotel de aislamiento proporcionado por el gobierno. La participante estaba completamente vacunada y se le había hecho una prueba antes de salir rumbo a Israel, dijeron.

Israel esperaba que el concurso ayudara a atraer turistas y proyectar una imagen del país como un destino seguro durante la pandemia. Pero el certamen ya estaba en la mira ante llamados de grupos para boicotearlo por el trato del país a los palestinos.

Malasia dijo que no enviaría a una concursante por preocupaciones por el COVID y el gobierno de Sudáfrica retiró su apoyo a su representante. Ambos países apoyan la causa palestina.

La mexicana Andrea Meza, la actual Miss Universo, dijo este mes que el concurso no debería politizarse en una entrevista con The Associated Press en Jerusalén, el epicentro del conflicto.

“Todas con creencias diferentes, con orígenes diferentes, con culturas diferentes, todas se unen y cuando estás ahí se te olvida la política y la religión”, dijo Meza. “Simplemente se trata de aceptar a otras mujeres”.

A %d blogueros les gusta esto: