Piden clemencia para hispano condenado a 110 años de cárcel por causar un choque mortal

-Heather Gilbee es una residente de Colorado que ha recolectado 629,563 firmas al considerar injusta la condena en contra del cubano Rogel Lázaro Aguilera Mederos de Houston, por tratarse de un accidente y no un acto premeditado, según ella

Una residente de Colorado inició una petición de firmas para solicitar clemencia para un joven chofer de Texas que causó un accidente mortal en Denver, Colorado, en 2019.

Heather Gilbee está recolectando firmas para la solicitud ante los tribunales del condado Jefferson y del gobernador de Colorado, al considerar injusta la sentencia en contra de Rogel Lázaro Aguilera Mederos.

“Hice esta petición porque soy nativa de Colorado, que cree que este hombre no es un criminal y esto fue solo un accidente. No soy pariente de Rogel, ni de nadie de su familia, simplemente creo que no merece su sentencia o estos cargos”, dijo Gilbee en la página de Internet.

El cubano, que vivía en Houston, recibió una sentencia de 110 años de prisión por su responsabilidad en el accidente que tuvo un saldo de cuatro personas muertas, tras chocar el tráiler que conducía contra 28 automóviles en la carretera I-70.

La petición hecha por Gilbee es a través de Change.org, un portal en donde se recolectan firmas y cuyo propósito es luchar con peticiones, desde obtener cobertura de seguro médico para tratamientos que salvan vidas, hasta recibir clemencia y luchar contra la agresión sexual.

De esta manera busca recolectar las firmas suficientes para pedir que se conmute la pena por tiempo cumplido fuera de las rejas u otorgarle un indulto.

En la petición destaca que Rogel Lazaro Aguilera-Mederos, de 23 años, tiene un historial limpio de manejo y tampoco tiene antecedentes criminales.

Cumplió con todas y cada una de las solicitudes de los tribunales del condado Jefferson y de los investigadores del caso. Pasó todas las pruebas de drogas y alcohol, incluida una prueba química.

Gilbee resalta que el accidente no fue intencional ni fue un acto criminal por parte del conductor.

Señala que la empresa de camiones para la que trabajaba el cubano ha tenido diversas inspecciones desde 2017, con varias infracciones mecánicas.

“Hay muchas cosas que Rogel podría haber hecho para evitar los tribunales, pero asumió la responsabilidad y se presentó y se disculpó con las familias de las víctimas. Rogel no es un criminal, la empresa para la que trabajaba conocía las leyes federales que regulan la conducción de camiones, pero no las cumplieron”, señaló.

Con Información de UNIVISION

A %d blogueros les gusta esto: