Conacyt deja sin recursos a estudiantes, ante la extinción de fideicomiso de becas

Tatiana Lezama tiene 30 años y estudia el doctorado en Ingeniería Petrolera en la Universidad  de Aberdeen, en Escocia, gracias a una beca del Conacyt-Secretaría de Energía, pero la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de desaparecer los fideicomisos y la nula respuesta del Consejo desde enero pasado, la tienen en vilo: dejó de recibir los recursos de la beca y está en riesgo de ser deportada, pues su visa estudiantil vence el 15 de julio próximo. 

El presidente López Obrador acusó corrupción en los fideicomisos en diferentes áreas, aunque hasta el momento su gobierno no ha mostrado las pruebas de desvío en cada uno de los que decidió extinguir desde el 20 de octubre de 2020, a través de un decreto que reformó 17 leyes para desaparecer los fideicomisos que lo mismo apoyaban las becas estudiantiles que al cine nacional, deportistas de alto rendimiento o afrontaba las catástrofes naturales, entre otros. 

Su decisión está impactando directamente a más de 300 estudiantes de maestría y doctorado en el extranjero que recibían recursos de uno de dichos fideicomisos a través de una beca, y que les representó la única oportunidad de hacer estudios fuera del país, pues ni ellos ni sus familias podrían solventar ese gasto. Para entender mejorConacyt pagó becas de diciembre, pero debe mensualidades atrasadasFallas en registro y requisitos, las batallas de investigadores por el SNI

Se trata del fideicomiso Conacyt-Sener, que hasta el primer trimestre de este año tenía una bolsa de 13 mil 189 millones de pesos, de acuerdo con los informes de la Secretaría de Hacienda, y estaba enfocado en promover acciones para la transición energética, incluyendo la formación de capital humano, como es el caso de los estudiantes de maestría y doctorado. 

Según el decreto, el Conacyt tenía de plazo hasta este 30 de junio de 2021 para que transfiriera los recursos a la Tesorería de la Federación, es decir, que dichos montos estén disponibles para gastarlos en lo que el gobierno federal decida, pues ni siquiera están etiquetados en el Presupuesto de la Federación. 

Sin embargo, hay 120 jóvenes estudiando en el extranjero con base en este fideicomiso, de los cuales, 42 están próximos a cumplir el plazo de tres años de doctorado y en espera de la respuesta para ampliar su estancia debido a que la pandemia atrasó sus proyectos de investigación; mientras que 204 más ya concluyeron sus estudios, pero el Conacyt no les ha hecho el trámite de liberación. 

En las disposiciones de las becas está previsto la ampliación del periodo de cada doctorado o maestría, que va de los 3 a 5 años, sobre todo por “causas de fuerza mayor”, por eso es que creían que en medio de la pandemia, el Conacyt aprobaría la extensión de su beca, pues los laboratorios estuvieron cerrados y la movilidad dentro de las ciudades europeas fue restringida de manera estricta, lo que obviamente impactó en el desarrollo de sus proyectos de investigación.

Información de ANIMAL POLÍTICO

El periodismo libre necesita de sus lectores.Sigamos contando las historias que importan.Suscríbete
a Animal Político.

#YoSoyAnimal

A %d blogueros les gusta esto: