Detienen a Baltazar Reséndez, empresario acusado de cómplice de Cabeza de Vaca

Baltazar Higinio Reséndez, empresario acusado de lavado de dinero en favor del gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, fue detenido hoy en la frontera norte por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR). 

El empresario fue arrestado luego de que elementos de seguridad estadounidenses lo entregaran en el Puente Internacional de McAllen-Reynosa de acuerdo a Milenio y Reforma.  Ambos diarios, será conducido al Estado de México para ser recluido en el Centro Federal de Readaptación Social del Altiplano. 

El 20 de mayo, el nombre de Baltazar Higinio Reséndez Cantú apareció en la ‘mañanera’ del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como uno de las personas físicas que, junto a Francisco Javier García Cabeza de Vaca, está siendo investigado por el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos como parte de los posibles involucrados en operaciones financieras y viajes internacionales relacionados con el lavado internacional de dinero en distintos países. 

Asimismo, se mencionaban dos de sus empresas: Inmobiliaria RC Tamaulipas S.A. de C.V. y Barca de Reynosa S.A. de C.V. De acuerdo a datos de la solicitud de desafuero del gobernador tamaulipeco, publicados por Milenio en el mes de marzo, ambas recibieron un total de tres contratos del gobierno estatal por 56 millones de pesos; no obstante, estas fueron consideradas como «empresas fantasmas», por lo que la Fiscalía consideró que estas servían para lavar activos. 

Por su parte, el portal de la revista Proceso publicó en diciembre del año pasado que el nombre del empresario figuró en una lista del Red de Control de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (FinCEN, por sus siglas en inglés) en 2018 y en 2014 del Cisen por ser sospechoso de lavado de dinero. Esto fue confirmado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda en marzo. 

Asimismo, el reportaje apuntó en una denuncia de la UIF ante la FGR se aseguraba que empresas de ese personaje habían hecho “operaciones inusuales en efectivo entre 2002 y 2018 repartidas en siete depósitos por 6 millones 973 mil 441.38 pesos, y otros 23 envíos por 2 millones 144 mil 720 dólares, así como 23 operaciones de retiro por un monto de 718 mil 987.80 dólares y otras 17 operaciones por 21 millones 309 mil 42 pesos». 

A %d blogueros les gusta esto: