La ASF Detecta irregularidades en manejo de las Tandas para el Bienestar

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer un dictamen sobre una auditoría de cumplimiento del programa conocido como Tandas para el Bienestar; se concluyó que, al menos durante el 2020 y bajo la supervisión de la Secretaría de Economía (SE), el proyecto no tuvo mecanismos de control ni seguimiento.

También se desconoce si los que recibieron el apoyo cumplían con el perfil para ser beneficiarios así como si el dinero fue reembolsado al gobierno.

¿En qué consisten las Tandas para el Bienestar?

Desde el 2019, el gobierno federal impulsó este programa como parte de la política social que busca apoyar a microempresarios del país con créditos de 6 mil pesos los cuales se deben ir pagando con mensualidades de 600 pesos.

Cuando el préstamo es liquidado, los beneficiarios pueden acceder a una ayuda mayor, hasta llegar a los 20 mil pesos.

¿Y los reembolsos?

Durante la mañanera del 14 de octubre del 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el programa Tandas para el Bienestar no se contempló en el Presupuesto de Egresos 2022 pues gracias a los reembolsos que se han entregado en los últimos tres años podrán entregar los apoyos.

Sin embargo, la ASF alertó sobre la opacidad de esto pues hasta la fecha no se ha informado a cuánto ascienden los recursos:

“(La Secretaría de Economía) se limitó a la recepción de los reportes enviados por Afirme, sin constatar a los beneficiarios que realizaron los reembolsos, y que estos fueron depositados en la cuenta bancaria del fideicomiso en la que se administraron dichos recursos y que, a su vez, fueron transferidos a la cuenta de inversión en la Tesorería de la Federación”.

El programa era operado por la Secretaría de Economía pero desde el 2021 está a cargo de la Secretaría de Bienestar, y fue el 5 de marzo del 2020 la única vez que se habló sobre los reembolsos: el total fue de 3 mil 420 millones de pesos.

Deficiencias en los mecanismos de control y seguimiento

La ASF señala:

“La Secretaría de Economía (SE) no acreditó contar con los criterios ni los elementos que se consideraron para determinar que los montos de los apoyos económicos (6 mil, 10 mil, 15 mil y 20 mil pesos) que se establecieron en las Reglas de Operación del programa fueron los adecuados para cubrir las necesidades de los beneficiarios y que contribuyeron al inicio y consolidación de los micronegocios beneficiados”.

Es decir:

  • Nunca se establecieron mecanismos de control y seguimiento para asegurar que los expedientes electrónicos contaran con toda la documentación necesaria para ser beneficiario del programa durante el 2020.
  • No acreditaron que las metas del programa se hayan determinado con respecto a la población objetivo, ni con los recursos asignados para operar el programa.

Finalmente, la auditoría obtuvo 14 resultados: en tres no se detectaron irregularidades, y en los 11 restantes se generaron 15 recomendaciones y 10 promociones de responsabilidad administrativa.

A %d blogueros les gusta esto: