Cierran playas en California por el derrame de petróleo

Partes de playas populares en una franja del sur de California se cerraron después de que una ruptura de un oleoducto enviara miles de galones de petróleo al Océano Pacífico y ejemplares contaminados de la vida silvestre marítima comenzaran a aparecer en la costa.

La ruptura, reportada este sábado, ocurrió a unas 8 km de la costa de Huntington Beach, en el condado de Orange, derramando el equivalente a unos 3.000 barriles, o 126.000 galones, de crudo de posproducción, dijeron funcionarios locales.

Los buzos han estado inspeccionando el oleoducto de 27 km, con la esperanza de encontrar la fuente exacta del derrame, pero la fuga parece haberse detenido, dijeron las autoridades en una conferencia de prensa este domingo.

Los funcionarios de salud del condado de Orange emitieron un aviso pidiendo a los residentes que eviten las actividades recreativas en la costa y han recomendado que las personas que puedan hayan estado en contacto con el petróleo busquen atención médica.

La ciudad de Laguna Beach anunció este domingo por la noche que todas las playas cerrarían al público a partir de las 9 p.m., mientras que Newport Beach emitió una advertencia para que las personas eviten el contacto con el agua del océano y las áreas de la playa afectadas por el petróleo.

«Posible desastre ecológico»

Algunas secciones de la costa en Huntington Beach se cerraron este sábado y el alcalde Kim Carr describió este domingo el derrame como un «posible desastre ecológico».

«En un año que ha estado lleno de problemas increíblemente desafiantes, este derrame de petróleo constituye una de las situaciones más devastadoras que nuestra comunidad ha enfrentado en décadas», dijo Carr. «Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para proteger la salud y la seguridad de nuestros residentes, nuestros visitantes y nuestros hábitats naturales».

La supervisora ​​del condado de Orange, Katrina Foley, dijo este domingo que aves y peces muertos estaban llegando a la orilla.

«El petróleo se ha infiltrado en la totalidad de los humedales (de Talbert). Allí hay impactos significativos para la vida silvestre», dijo. «Estos son humedales en los que hemos estado trabajando con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, con Land Trust, con todos los socios comunitarios de vida silvestre para asegurarnos de crear este hermoso hábitat natural durante décadas. Y ahora, en solo un día, está completamente destruido».

La Guardia Costera de Estados Unidos (USCG) dijo este domingo por la noche que se habían extraído del agua más de 3.000 galones de petróleo.

«Se han recuperado aproximadamente 3.150 galones de petróleo del agua y se han desplegado 5.360 pies de barrera», dijo la USCG en un comunicado de prensa.

«Catorce barcos realizaron operaciones de recuperación de petróleo este domingo por la tarde…Se enviaron cuatro aviones para evaluaciones de sobrevuelo. La respuesta en tierra fue realizada por 105 miembros del personal de la agencia gubernamental», según la USCG.

La causa del derrame de petróleo está bajo investigación

El oleoducto es propiedad de la compañía de petróleo y gas Amplify Energy, con sede en Houston, dijo su presidente y director ejecutivo Martyn Willsher en una conferencia de prensa este domingo por la tarde.

Willsher dijo que la compañía estaba trabajando con numerosas agencias locales, estatales y federales en los esfuerzos de recuperación.

«Nuestros empleados viven y trabajan en estas comunidades, y todos estamos profundamente afectados y preocupados por el impacto no solo en el medio ambiente, sino también en los peces y la vida silvestre», dijo Willsher. «Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para asegurarnos de que esto se recupere lo más rápido posible, y no terminaremos hasta que esto esté concluido».

Willsher dijo que su compañía notificó a la Guardia Costera este sábado por la mañana cuando los empleados estaban realizando una inspección de la línea y notaron un brillo en el agua.

Willsher dijo que las instalaciones que operan el oleoducto se construyeron a fines de la década de 1970 y principios de la de 1980 y se inspeccionan cada dos años, incluso durante la pandemia.

Además, sostuvo que el oleoducto ha sido «succionado en ambos extremos para evitar que salga más crudo» y no espera que se libere más petróleo.

Se desconoce la causa de la fuga.

Cómo se realiza la investigación

Eric Laughin, funcionario de información pública del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California, dijo en una conferencia de prensa este domingo: «Todavía estamos evaluando para dar con la fuente y entenderlo. No parece que haya más fugas de combustible, pero estamos todavía trabajando para identificar eso».

La Oficina federal de Seguridad, Cumplimiento Ambiental (BSEE) le dijo a CNN que estaba ayudando en la respuesta liderada por la USCG al derrame de petróleo.

En un comunicado este domingo, el BSEE dijo que su función era ayudar «a identificar la ubicación y la fuente de cualquier derrame y brindar asistencia técnica al Comando Unificado para detener el derrame».

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) dijo en Twitter este domingo que estaba enviando investigadores para recopilar información y evaluar la fuente de la fuga de petróleo.

Impactos del derrame en la salud humana

En un aviso de salud, el funcionario de salud del condado de la Agencia de Atención Médica del Condado de Orange, el Dr. Clayton Chau, dijo que los impactos de la exposición al aceite podrían variar y que cualquier persona que experimente síntomas adversos debe comunicarse con su médico.

«Incluso cuando el brillo del petróleo puede no ser visible, pueden existir contaminantes del petróleo dispersos y disueltos en el agua», dijo Chau.

La agencia dijo que los síntomas de exposición excesiva al petróleo o dispersantes podrían incluir irritación de la piel, ojos, nariz y garganta, dolor de cabeza, mareos, vómitos o dificultad para respirar.

«Inhalar vapores de petróleo tóxicos u otras partículas de compuestos de aceite en aerosol de las olas arrastradas por el viento puede causar estos efectos secundarios. Los ancianos, los niños y las personas con enfermedades respiratorias como el asma serán más susceptibles a los efectos secundarios adversos por inhalar los vapores de petróleo», dijo la agencia.

*Con información de CNN

A %d blogueros les gusta esto: