Con votación dividida, INE aprueba posponer la consulta de revocación de mandato

En una votación dividida, seis de los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) votaron en favor de aplazar la revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador hasta tener presupuesto suficiente para llevar a cabo la elección nacional.

El proyecto de aplazar la consulta, presentado por el consejero presidente de órgano electoral, Lorenzo Córdova, contempla retardar la realización de algunas actividades de preparación de la revocación de mandato hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resuelva la controversia constitucional que el INE interpuso contra el recorte presupuestal de casi 5 mil millones de pesos que le hizo la Cámara de Diputados, o hasta que las “autoridades competentes fondeen con recursos” al instituto.

“Si realmente se quiere la Revocación de Mandato se los digo con mucha franqueza: salidas hay, el acuerdo que el INE plantea aprobar es un acuerdo que deja abiertas las probabilidades y que pone sobre la mesa posibilidades para que, si realmente hay voluntad de que la Revocación de Mandato sea una realidad, ésta se lleve a cabo”, indicó Córdova.

Además, afirmó que no es el INE quien pone en riesgo la realización de la consulta de revocación de mandato, sino “quienes tomaron la decisión política de negar los recursos que se requieren para que este ejercicio se lleve a cabo en las vías de legalidad y certeza”.

El consejero presidente indicó que “todo parece indicar que el Presidente de la República quiere que se lleve a cabo la revocación de mandato, y si se juntan el 3 por ciento y la ciudadanía quiere este ejercicio, si eso es así, el INE también quiere realizar la Revocación de Mandato, pero nos han colocado en una imposibilidad”.

Con los votos a favor de los consejeros Ciro Murayama Rendón, José Roberto Ruiz Saldaña, Jaime Rivera Velázquez, Dania Ravel Cuevas, Claudia Zavala Pérez; y en contra de los consejeros Norma De la Cruz, Carla Humphrey, Adriana Favela, Uuc-kib Espadas y Martín Faz, y tras más de 10 horas de discusión de más de 30 puntos de la orden del día de la sesión extraordinaria, quedó establecido que se pospondrán las actividades correspondientes a la organización de mandato, a excepción de la revisión de las firmas, las cuales continuará su proceso de verificación.

Pese a la resolución emitida por la SCJN en el sentido de que el INE tiene que adecuar su presupuesto para llevar a cabo la revocación de mandato, o de lo contrario incurriría en una desacato legal que puede traer sanciones judiciales, los consejeros que estuvieron a favor alegaron que no existe manera de hacer la consulta sin el recurso suficiente, “como si por arte de magia se pudiera hacer algo adicional”, señaló el consejero Jaime Rivera Velázquez.

Ciro Murayama, por su parte, aseguró que “nadie está obligado a hacer lo imposible”, por tanto, dijo, el INE pretende salir de la trampa presupuestal que le han impuesto a través de una medida “jurisdiccional”.

En tanto que los consejeros que votaron en contra del proyecto argumentaron que con la extensión de tiempo se pone en riesgo la consulta de revocación de mandato, en tanto no se sabe con certeza cuando la corte resolverá la controversia constitucional.

A %d blogueros les gusta esto: