El presidente de EE.UU. transmitió al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, su apoyo a frenar la escalada bélica en Oriente Medio.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este lunes (17.05.2021) al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que es partidario de un alto el fuego en los sangrientos intercambios entre israelíes y palestinos, pero se abstuvo de exigir abiertamente una tregua.

En la llamada telefónica con el primer ministro israelí, «el presidente expresó su apoyo a un cese al fuego y discutió el compromiso de Estados Unidos con Egipto y otros socios hacia ese fin», dijo la Casa Blanca.

Biden se ha resistido hasta ahora a unirse a otros líderes mundiales y a gran parte de su propio partido demócrata para pedir un alto el fuego inmediato en Israel.

En un comunicado, la Casa Blanca dijo que el mandatario reiteró lo que ha sido su principal mensaje hasta ahora: «su firme apoyo al derecho de Israel a defenderse de los ataques indiscriminados con cohetes».

Netiqueta: una invitación al diálogo

El presidente estadounidense «animó a Israel a hacer todos los esfuerzos posibles para garantizar la protección de los civiles inocentes», según el comunicado.

La Casa Blanca ha evitado, sin embargo, condenar cualquier aspecto de los ataques militares israelíes en curso, afirmando que el estrecho aliado de Estados Unidos está en su derecho de responder por la fuerza a los disparos de cohetes del movimiento palestino Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza.

Algunos funcionarios estadounidenses han sugerido que en privado se transmiten opiniones más críticas al respecto.

Es la primera vez que Biden se posiciona a favor de un alto el fuego después de haber recibido la presión de sus correligionarios demócratas y de otros países para que juegue un papel más activo en la crisis en Oriente Medio.

Ataque con cohetes desde Líbano

La fuerte escalada bélica entre Israel y Gaza, que estalló el 10 de mayo, se ha saldado ya con la muerte de al menos 212 palestinos y 10 personas en territorio israelí.

Esta ola de violencia encendió también los ánimos en la región y derivó en varios incidentes en el sur del Líbano y en su zona fronteriza con Israel. 

Seis cohetes fueron lanzados este lunes desde el Líbano hacia territorio israelí, pero los disparos fueron fallidos y los proyectiles cayeron en territorio libanés, informó el Ejército israelí, que respondió con disparos de artillería contra los lugares desde donde se produjeron los lanzamientos.

«Se identificaron seis intentos fallidos de lanzamiento (de cohetes) desde el Líbano que no cruzaron» la frontera con Israel, concretó un portavoz militar, que aseguró que «en respuesta, fuerzas de artillería israelíes dispararon hacia los puntos de los disparos.

Los disparos desde el Líbano hicieron sonar también las alarmas antiaéreas en comunidades israelíes cercanas a la denominada Línea Azul, la demarcación establecida por Naciones Unidas que separa al Estado árabe e Israel.

jc (afp, efe)

A %d blogueros les gusta esto: