Explosión en toma clandestina en Puebla deja un muerto y 11 heridos

Un muerto y 11 personas heridas, tres de ellas en estado grave, son el saldo preliminar que tienen las autoridades de Puebla respecto a la explosión ocurrida la madrugada de este domingo en una propiedad de la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan, informó el gobernador Miguel Barbosa.

La explosión habría ocurrido alrededor de la 1:00 de la madrugada por la fuga de gas en una toma clandestina en la zona de Villa Frontera que ha dejado entre 30 y 50 casas afectadas.

“Hay que resolver este tema, hay que enfrentarlo, daremos información veraz, no ocultaremos ningún dato, porque no se trata de ocultar ninguna información, no ocultaremos ni un dato para que lo podamos resolver”, aseguró el mandatario estatal.

En conferencia de prensa, y en compañía del presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera, de representantes de la Secretaría de la Defensa Nacional, del director de Pemex refinación, Javier González y de la titular de la Secretaría de Gobernación del estado, Ana Lucía Hill, Barbosa explicó que la explosión se dio después de que fueran evacuados los vecinos de la zona que previamente habían reportado una nube blanca con un fuerte olor a gas.

“Si no hubiera habido desalojo y no hubiera habido coordinación, hubiera sido una tragedia de enormes proporciones”, indicó el gobernador.

La Sedena dio a conocer que, ante el reporte de fuga de gas, inmediatamente se desalojó a los vecinos, aproximadamente 2 mil personas, que vivían en un radio de mil metros, trasladándolos a los tres albergues que se habilitaron.

Por su parte, la secretaria de Gobernación del estado, Ana Lucía Hill, señaló que 1471 elementos de Sedena, Protección Civil, Cruz Roja, bomberos de Tlaxcala y Secretaría de Seguridad, se encuentran dando atención a los afectados. Ahora, ya se inició la cuantificación de los daños.

Agregó que “hay binomios caninos trabajando en la búsqueda de personas que pudieran haber quedado atrapadas en las estructuras que se colapsaron alrededor de la zona de la explosión”.

La titular de Segob detalló que hay 11 personas hospitalizadas, de ellas cinco se encuentran en estado grave, y, de estas, 3 intubadas. Los otros 6 se encuentran con quemaduras de segundo y tercer grado.

“Hay tres albergues habilitados, uno en San Felipe Hueyotlipan con 35 personas; el auditorio de Villa Frontera con 100 personas y uno más en el Templo de los Mormones con 40 personas que se están atendiendo”.

Javier González, director de Pemex refinación, explicó que hubo tres explosiones y que sobre vinieron por una ignición después de que el gas se expandió. Además, reveló que en el lugar presuntamente había un autotanque y habrían estado llenando 25 cilindros de gas de 20 kilos cuando se dio la fuga. “El riesgo está completamente controlado por las cuadrillas de Pemex”, aseguró.

A %d blogueros les gusta esto: