Francia impone la vacunación obligatoria para todos los sanitarios del país contra el coronavirus

Macron anuncia que la vacunación será obligatoria para el personal sanitario o en contacto con población vulnerable. El presidente francés ha anunciado también que el certificado vacunación o de haber pasado el coronavirus pasará a utilizarse en restaurantes, bares, teatros y cines desde la semana próxima.

El deterioro de la situación epidémica en Francia en las últimas semanas, con un incremento de casi 1.500 contagios diarios más de media desde la semana pasada, de acuerdo, sobre todo, al avance de la variante Delta, ha llevado al Gobierno de Emmanuel Macron a endurecer el tono contra quienes aún se muestran escépticos sobre la vacuna contra el coronavirus.

Finalmente, Francia impone la vacunación obligatoria para todos los sanitarios del país: «Si no actuamos ahora, la situación desembocará en agosto en nuevas hospitalizaciones«, asevera el presidente Emmanuel Macron.

El presidente se ha dirigido a los franceses, tras reunir por la mañana el Consejo de Defensa sanitario, en un discurso televisado donde ha zanjado la cuestión más discutida de las últimas semanas: la obligatoriedad de la vacuna para el personal sanitario contra la enfermedad por el nuevo coronavirus.

Pasaporte sanitario en bares, teatros o cines

El presidente francés ha anunciado también que el certificado vacunación o de haber pasado el coronavirus que se utiliza a modo de pasaporte sanitario en grandes aglomeraciones pasará a utilizarse en restaurantes, bares, teatros y cines desde la semana próxima.

Macron como decimos anunció además que el personal sanitario y quienes trabajen con personas frágiles, los empleados de residencias de ancianos, tendrán la obligación de vacunarse antes del 15 de septiembre, y a partir de entonces habrá sanciones para quienes no lo hagan.

«Cuanto más vacunemos, menos espacio dejamos para que el virus se difunda», dijo el jefe del Estado en un discurso televisado en el que avanzó nuevas medidas para frenar el incremento de contagios por la difusión de la variante Delta, que supone ya más de la mitad de todos los casos en el Francia.

Las reuniones con los representantes médicos estos días han ido allanando el terreno para una imposición que ha querido evitarse hasta ahora, pero que se plantea ya como la principal solución para acelerar la vacunación contra el Covid-19 y evitar una posible cuarta ola ante la creciente presencia de la variante Delta, que según un reciente estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), será la cepa dominante en Europa en agosto.

A principios de este mes, y pese a haber podido acceder a ellas desde hace varios meses, solo en torno al 60% del personal sanitario (80,3% en el caso de los que trabajan por cuenta propia) habían recibido una de las dos dosis y el porcentaje de sanitarios con ambas pautas en residencias y hospitales no llegaba al 50%.

Consenso general

El ministro de Sanidad galo, Olivier Véran, reconoció hace poco que sobre la vacunación obligatoria a los profesionales de la salud «existe un consenso general».

En nuestra herramienta CuentaVacunas puedes consultar cómo avanza la campaña de inoculación contra la enfermedad por el nuevo coronavirus en España y el resto del mundo.

A %d blogueros les gusta esto: