Marchan en Brasil para exigir renuncia de Bolsonaro por corrupción en compra de vacunas

Miles de personas salieron en Brasil este fin de semana para exigir nuevamente la renuncia del presidente Jair Bolsonaro, quien enfrenta ahora acusaciones de haber conocido de actos de corrupción para la adquisición de vacunas contra la Covid-19 sin hacer algo al respecto.

La movilización nacional en Brasil tuvo eco en ciudades grandes como Río de Janeiro, Belo Horizonte, Curitiba, Recife o Sao Paulo; de acuerdo a la agencia de noticias venezolana Telsur, fueron 361 ciudades las que participaron en las nuevas marchas que dan continuidad a las convocadas para los pasados 29 de mayo y 19 de junio.

Las consignas contra Jair Bolsonaro fueron principalmente relacionadas a la gestión de la pandemia de Covid-19 en su país, por lo que le acusaron de genocida ante los más de 500 mil fallecimientos que ha dejado el coronavirus SARS-CoV-2. Asimismo, se le acusó de estar llevando una lenta campaña de vacunación para prevenir más infecciones graves, pero también ahora actos de corrupción ligadas a esta.

El pasado viernes, el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil aceptó que se investigue al presidente brasileño por prevaricación, ello por presuntamente conocer de actos de corrupción al comprar a sobrecosto vacunas contra la Covid-19.

Todo ello inició luego de que Luiz Ricardo Miranda, jefe de la división de importaciones del Ministerio de Salud, declaró a una comisión del Senado que había sufrido presiones «atípicas» para que concretara la compra de 20 millones de vacunas Covaxin. Esto, dijo el funcionario, lo informó a Jair Bolsonaro, quien habría ignorado dicha denuncia pese a asegurarle que lo comunicaría a la Policía Federal.

De acuerdo al diario Folha , el gobierno de Bolsonaro también habría pedido supuestos sobornos a cambio de comprar vacunas AstraZeneca, acusación que provendría de Luiz Paulo Dominguetti, a quien identifican como representante de la farmacéutica anglo-sueca. Como reacción, la administración despidió al jefe de logística acusado de ese acto.

A este escándalo de corrupción se le suma otro que es la aplicación de 26 mil vacunas vencidas de AstraZeneca en Maringá, Belém y San Pablo, ciudades del estado de Pará.

A %d blogueros les gusta esto: