Trump demandará a Facebook, Google y Twitter, por haberlo censurado

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció, este miércoles 7 de julio, que presentará una demanda colectiva ante la Corte Federal del Distrito Sur de Florida, una demanda contra las empresas tecnológicas Facebook, Twitter y Google, a las cuales acusó de haberlo censurado de forma injusta.

“Vamos a demandar para poner fin a un veto oscuro. Exigimos el fin de la prohibición en la sombra, el fin del silenciamiento y el fin de las listas negras, el destierro y la cancelación que ustedes conocen tan bien”, dijo Trump en una conferencia de prensa llevada a cabo en su club de golf de Bedminster, Nueva Jersey.

“Estamos pidiendo a la Corte Federal del Distrito Sur de Florida que ordene el fin inmediato de la censura ilegal y vergonzosa por parte de grupos de redes sociales dirigida a estadounidenses […] No hay mejor prueba de que las ‘big tech’ están fuera de control, que el hecho de que prohibieron al presidente de Estados Unidos en funciones” expresarse en sus plataformas, señaló.

“Creo que [la demanda] va a ser algo muy importante. Será una batalla fundamental en la defensa de la Primera Enmienda y estoy seguro de que lograremos una victoria histórica para la libertad estadounidense y, al mismo tiempo, la libertad de expresión”, agregó el magnate neoyorquino.

“Hoy, junto con el America First Policy Institute, estoy presentando como su representante principal, una importante demanda colectiva contra los grandes gigantes tecnológicos, incluidos Facebook, Google y Twitter, así como sus directores ejecutivos, Mark Zuckerberg, Sundar Pichai y Jack Dorsey”, dijo Trump.

Según la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996, citada por la agencia The Associated Press (AP), las empresas de internet generalmente están exentas de responsabilidad por el material que publican los usuarios.

La ley también permite que las plataformas de redes sociales moderen sus servicios eliminando publicaciones que, por ejemplo, sean obscenas o violen los propios estándares de los servicios, siempre que actúen de “buena fe”.

Las cuentas de Trump en las redes sociales permanecen suspendidas tras el asalto violento de una turba de sus seguidores al Congreso de EE.UU., el pasado 6 de enero. Antes de ser suspendido, tenía casi 89 millones de seguidores en Twitter, 35 millones en Facebook y 24 millones en Instagram.

A %d blogueros les gusta esto: