Urge México a Consejo de Seguridad de la ONU a pronunciarse sobre conflicto Israel-Palestina

México criticó al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (CSNU) por no pronunciarse por el conflicto entre Israel y Palestina, asegurando que tienen la obligación de velar por el respeto al Derecho Internacional Humanitario y condenar todo lo que ponga en riesgo la seguridad de la población civil.

Durante la sesión del Consejo de Seguridad sobre Medio Oriente, el embajador de México, Juan Ramón de la Fuente, reclamó que este órgano de la ONU no se haya pronunciado ya, pese a que la situación en el terreno se agrava día a día entre Hamas en Palestina e Israel.

«Es lamentable que el Consejo de Seguridad no asuma su papel como uno de los principales garantes de la paz y la seguridad internacional. Resulta imperativo, para este, alzar una voz unida, tratar de peor fin a la violencia de los últimos días», declaró durante su intervención.

Además, pidió llamar a la protección urgente de la población civil y al diálogo entre las partes como única solución posible, por lo que calificó de injustificable y deplorables las interrupciones violentas de los servicios religiosos mediante ataques a iglesias, sinagogas y mezquitas.

Sobre el caso de Jerusalén, señaló que esta ciudad debe ser un espacio armónico para la convivencia de las tres religiones monoteístas; de ese modo que México se opuso contra toda medida que intente alterar la composición demográfica de Jerusalén oriental.

Recordó que esta es parte del territorio palestino ocupado y como tal se rigen por el Derecho Internacional, por lo que la transferencia de población, el decomiso de propiedades, las demoliciones, los desalojos forzados y las actividades de expansión de los asentamientos de Israel constituyen violaciones de las resoluciones de la ONU y son inadmisibles.

México también condenó las agresiones de las fuerzas israelíes contra la infraestructura civil y medios de comunicación, así como las de Hamas y otros grupos al enviar cohetes y objetos incendiarios hacia Israel. Ante ello, solicitó a los líderes de ambas naciones abstenerse de incitar a la violencia y conducir a la población hacia el diálogo.

Por último, Juan Ramón de la Fuente hizo un llamado para resolver las causas históricas y subyacentes del conflicto, reiterando el compromiso de México con buscar una solución integral bajo la premisa del reconocimiento internacional de dos estados que atiendan la legitima preocupación de seguridad de Israel y permita la consolidación de un estado palestino, política y económicamente viable.

A %d blogueros les gusta esto: